Ante el cierre de plantas, comercios y la baja productividad en algunos sectores, efectos provocados por la pandemia sanitaria por COVID-19 (coronavirus), las empresas de transporte deben realizar ajustes en la administración de sus flotas.

Es preciso que los administradores de las flotas de transporte contemplen que la situación de emergencia por coronavirus no será permanente, por lo que los cambios en la gestión y administración de los vehículos serán diferentes durante y después de la pandemia.

Es fundamental mantenerse informado sobre las indicaciones de nuestro gobierno a través de sitios de información oficiales, medios de comunicación, así como de la páginas webs de nuestras instituciones públicas.

La gestión y administración de una empresa debe sostenerse en la comunicación externa e interna de la compañía, reglas y políticas definidas, y medición de los datos, conceptos que giran en un círculo virtuoso en el que se tiene que :

  • Alinear a la organización.
  • Monitorear las estrategias.
  • Comunicación interna, capacitación, medición de resultados.
  • Ajustar, mejorar y alinear.

En momentos de crisis el buen funcionamiento de una flota “va a residir mucho en cómo vamos a poder responder de manera ágil, en la capacidad de reacción que tenga la empresa”, por lo que es importante detectar qué necesidades tiene la flota y recomendamos para quienes tienen vehículos en operación:

  • Validar que las rutas se efectúen sin afectación.
  • Que los vehículos que no requieren no salgan de patio.
  • Monitorear que los conductores no circulen a exceso de velocidad.
  • Validar el número de visitas a clientes, ejecutar en tiempos preventivos y correctivos.
  • Monitorear el uso correcto de combustible.
  • Realizar un diagnóstico integral del estatus de la flota.
  • Mantener al día trámites de tarjeta de circulación y verificación.
  • Realizar reporte de productividad.

 

Es necesario que los ajustes se realicen conforme a las necesidades de la flota, realizar los comparativos antes, durante y después de la pandemia, ya que también se debe prever que habrá que realizar nuevos ajustes al término de la emergencia sanitaria por COVID-19, éste es el mejor momento para recapacitar y generar planes de acción.

Mediante el programa GOT – Gestión operativa del transporte, explicaremos algunas estrategias para mitigar el impacto económico y operativo en las flotas dedicadas al transporte de carga en el país.

Conoce más:GOT